Saltar al contenido
Inicio » Anuros: tipos de ranas y sapos » Rana rubí, Andinobates bombetes, un anfibio de Colombia

Rana rubí, Andinobates bombetes, un anfibio de Colombia

Taxonomía de la rana rubí, Andinobates bombetes

La rana rubí, también conocida como ranita venenosa del Valle del Cauca, forma parte de la familia Dendrobatidae y es un anfibio endémico de Colombia. Su nombre científico es Andinobates bombetes. El nombre de bombetes deriva de «bombus», palabra griega que significa silbido o zumbido (como el de la abeja) y hace referencia al particular llamado de la especie, parecido a un insecto. Se distingue fácilmente de las demás dendrobatidas debido a lo llamativo de sus colores y a su peculiar combinación.

Ranita venenosa del Valle del Cauca, características

La hembra puede medir casi 1 cm de longitud mientras su compañero puede alcanzar los 1,7 cm. Estos anfibios son tóxicos y poseen el veneno en su piel, pero por su reducido tamaño es muy difícil que lleguen a ser letales, todo dependerá de la reacción alérgica que produzcan en la víctima.

Su cabeza es más angosta que el cuerpo y el hocico, en cierta medida, es inclinado y redondeado con las fosas nasales muy cerca. Posee el dorso oscuro (pardo o negro) con rayas laterales brillantes, entre rojizas y anaranjadas, que la recorren desde la mitad del cuerpo hasta el hocico. En su cara destaca un iris muy oscuro de color amarronado, y en la parte inferior de su cabeza puede lucir una mancha rojiza.

A los lados de su cuerpo presenta unas manchas verdosas, amarillas o blancuzcas sobre un fondo negro. Los brazos superiores son del mismo color que recorre el cuerpo, rojo o anaranjado, y en los muslos inferiores pueden tener pequeños puntos verdes o rojizos. La parte de abajo del cuerpo y también de las extremidades son de color verdoso o amarillo con motas negras.

Distribución geográfica de la rana rubí

Distribución de la rana rubí, Andinobates bombetes

Es natural de Colombia. Vive en los Andes, en el Valle del Cauca, en Caldas, Quindío y Risaralda. Es posible encontrarlas en Parques Nacionales como Tatamá y Farallones de Cali.

Ranita venenosa del Valle del Cauca, hábitat

Viven en zonas boscosas, en una altitud que va de los 1.580 a los 2.100 m. Son de costumbres terrestres y su hábitat natural lo constituye la hojarasca, con alta preferencia por las bromelias.

Reproducción de la rana rubí

Los machos hacen potentes llamados en la época reproductiva. La rana rubí pone sus huevos protegidos entre la hojarasca. Con posterioridad los renacuajos son curiosamente cargados en la espalda del padre, es el progenitor que los alimenta y cuida hasta que estos maduran.

El macho suele subir a los árboles cargando a la descendencia en busca de bromelias, de esa manera el renacuajo encuentra el ambiente y la alimentación que necesita para su crecimiento. Se mantienen unidos a la espalda por medio de una sustancia pegajosa presente en el dorso.

Hábitos de la rana rubí

La rana rubí es de hábitos diurnos. Son anfibios terrestres que permanecen siempre en la hojarasca o en el suelo. Tiene un potente llamado, corto (1-2 segundos) y agudo parecido a un zumbido como el que hacen los insectos.

El sonido que emiten es fuerte y se puede escuchar fácilmente a varios metros de distancia. Por sus llamativos colores desalientan a muchos depredadores que advierten la peligrosidad de su veneno.

Amenazas a la especie

Este anfibio está catalogado por la IUCN como vulnerable. Su condición se relaciona con lo pequeña que es su área de distribución , también a la degradación, pérdida y fragmentación de los ambientes que le sirven de hogar.

La expansión de la agricultura y el ganado, también de los propios asentamientos humanos, así como la contaminación, en muchos casos, asociada a la fumigación de los cultivos y la eliminación de las bromelias (que sirven de hábitat de las larvas), son factores que han contribuido con disminución de la población de la rana rubí. Por otra parte es una especie recolectada para el comercio de mascotas, aunque se encuentra protegida.

1 comentario en «Rana rubí, Andinobates bombetes, un anfibio de Colombia»

  1. La rana rubí, Andinobates bombetes no cuenta con un dimorfismo sexual marcado, a pesar de que las hembras sean ligeramente más grandes en promedio que los machos. Tampoco existen diferencias apreciables en la coloración que facilite la identificación de los sexos. Algunas características reproductivas que permite diferenciar sexos a simple vista, son la presencia de huevos bien desarrollados en las hembras que generalmente se ven con el vientre hinchado (hembras grávidas) y cuando se observan machos trasportando renacuajos de una bromelia a otra (una tarea que solo es realizada por los machos).
    La dieta de estas ranas puede variar significativamente entre poblaciones, sin embargo, en todas las poblaciones, se constituye principalmente por hormigas y ácaros. Esta dieta especialista concuerda con la alimentación de otras ranas dardo venenoso de la familia dendrobatidae.
    Por otro lado, las toxinas presentes en la piel de estos anfibios venenosos están principalmente compuestos por alcaloides a base de piperidina. Hasta ahora, se han identificado más de 22 compuestos, de los cuales cerca de tres son exclusivos de Andinobates bombetes, mientras que otros compuestos están comúnmente presentes en otras ranas venenosas de la familia Dendrobatidae. Prácticamente, todos los compuestos presentes en la piel de estos anfibios se agrupan en el complejo de las pumiliotoxinas, las cuales son muy características en las ranas dardo venenoso de Centroamérica y Sudamérica. A pesar de la presencia de toxinas tan variadas, no es una rana potencialmente peligrosa para el hombre y además, debido a que existen varias poblaciones de esta especie, también existen variaciones locales en la composición de las toxinas en cada población de estos anfibios.
    Un dato curioso de estas ranas es que tienen un alta fidelidad por su territorio, ya que se han realizado experimentos en los que se reubica ejemplares de esta especie fuera de su lugar de captura y un gran número de ejemplares regresaron a su territorio original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.