Saltar al contenido
Inicio » Anuros: tipos de ranas y sapos » Barbourula busuangensis, rana de Busuanga

Barbourula busuangensis, rana de Busuanga

Barbourula busuangensis, rana de Busuanga

Barbourula busuangensis, también denominada rana de Busuanga o rana de cabeza plana filipina, es un anuro clasificado en la familia Bombinatoridae, su denominación común hace honor a uno de sus lugares de procedencia, la isa de Busuanga en Filipinas. Se trata de un anfibio poco conocido, descrito por Taylor & Noble en el año 1924. Sus reportes en cuanto biología se han realizado en pocas ocasiones.

Actualmente está catalogada como “Casi Amenazada” por parte de la IUCN, principalmente debido a la poca calidad del hábitat y la disminución del mismo, de hecho en algunos de sus lugares de procedencias no se han avistado en el transcurso de los últimos años.

Características de Barbourula busuangensis

Es una rana corpulenta, con un fenotipo adaptado a los hábitos acuáticos, presenta el cuerpo aplanado dorsoventralmente, los ojos ubicado en la parte superior de la cabeza, el hocico es redondeado. No dispone de tímpano. Las verrugas son abundantes.

Destacan su patas posteriores, las cuales son poderosas al igual que las anteriores, sus dedos son palmeados.

La coloración de Barbourula busuangensis es de tonalidad verde oscuro o negro, aunque no uniforme, pues luce también manchas de color verde claro.

Hábitat de la rana de Busuanga

Se trata de un anfibio un tanto arisco, por lo cual difícil de observar en la naturaleza. Sus costumbres son mayoritariamente acuáticas. Les gusta vivir en arroyos de corriente rápida y cristalinos, ubicados en zonas boscosas sin perturbación y a una altitud de entre 0 a 800 m. Debido a la perturbación de su hábitat natural, también se han descrito en otras zonas.

Distribución

Distribución de Barbourula busuangensis, rana de Busuanga

La rana de Busuanga se distribuye en la provincia de Palawan, concretamente en la isla de Busuanga y el municipio de Culión. Igualmente en ostras islas del oeste de Filipinas.

Reproducción

Es poco conocida la biología reproductiva de la rana de Busuanga, aunque se han encontrado renacuajos de esta especie, por tanto pasan por una etapa de metamorfosis, al igual que la mayoría de anuros.

Te recomiendo este tema sobre: reproducción de anuros.

Taxonomía

Taxonomía de Barbourula busuangensis, rana de Busuanga

1 comentario en «Barbourula busuangensis, rana de Busuanga»

  1. Barbourula busuangensis es una rana adaptada totalmente a la vida acuática habitando preferiblemente arroyos de montaña en ambientes bien conservados dentro de su área de distribución. Debido a que estas ranas de difícil visualización, ya que huyen rápidamente para esconderse debajo de rocas bajo el agua ante cualquier perturbación y además son muy sensibles a la intervención de su hábitat, son pocas las notas de la ecología que existen sobre ellas. Algunos investigadores las han observado flotando sobre la superficie del agua o apenas con las narinas y ojos visibles sobre la superficie de la misma.
    Con respecto a la reproducción, pocos han sido los descubrimientos recientes sobre esta especie. Algunos autores sostienen que, desde su descubrimiento en el año 1924, la especie ya atravesaba por una fuerte declinación de sus poblaciones. Solo se han realizado algunas observaciones en hembras con huevos desarrollados, bajo las cuales se ha señalado que esta especie de anfibio coloca pocos huevos de un tamaño considerable. Esto último puede suponer que la especie tenga un modo de reproducción por desarrollo directo, lo cual puede ser un hallazgo importante en la evolución de los anfibios, ya que la familia Bombinatoridae y las especies presentes acá, son consideradas como basales dentro de los anfibios anuros.
    Al ser ranas que viven toda su vida en el agua, su piel tiene una gran participación en la extracción de oxígeno del agua, porque sus pulmones suelen ser más pequeños o están totalmente ausentes, como es el caso de Barbourula kalimantanensis una especie estrechamente relacionada presente en Borneo. Esta adaptación también se explica por el alto contenido de oxígeno disuelto en el agua en las corrientes rápidas y frías en las que habitan estas ranas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.